Las principales razones que las personas han referido para no llevar a cabo el tratamiento médico, son la falta de recursos económicos y el miedo a los efectos secundarios que el cáncer produce. Sin embargo, el abandono es una conducta de gran complejidad que está determinada por múltiples factores y su diversa interacción.

Algunos de estos factores se relacionan directamente con el paciente y su familia, entre los que se hallan los siguientes:
 
baaber1.png
Los Psicológicos. De manera activa y personal, el paciente toma la decisión de continuar o no con el tratamiento médico. Algunos investigadores han encontrado que las creencias, la auto-eficacia, los niveles de ansiedad o depresión, la capacidad de autocontrol, la autoestima, el estrés, la percepción de apoyo social, la relación médico-paciente, la credibilidad en la eficacia del tratamiento, el análisis de riesgo y beneficio, la motivación y la actitud, entre otras, influyen en la adherencia al tratamiento.

Los Socioeconómicos. La disponibilidad o la escasez de recursos económicos puede poner a los pacientes en posición de elegir entre diversas prioridades; la mayoría de estos pacientes posterga e incluso deja de atenderse por el alto costo del tratamiento. Las dificultades económicas para solventar o continuar el tratamiento médico son la principal causa del abandono.

Una Ocupación. Contar con un trabajo y percibir ingresos suficientes para cubrir las necesidades ba´sicas se relaciona directamente con el nivel socioeconómico; asi´, las personas que tienen un buen empleo pueden solventar mejor el gasto que trae consigo la enfermedad y, por lo mismo, adherirse mejor al tratamiento médico.

Lugar de residencia. Los pacientes que viven alejados de los centros de salud, que no disponen de una residencia estable o que viven en la calle son más propensos a abandonar el tratamiento médico, e incluso nunca acceder a él.

Usted esta aqui